Delora L. Pereñiguez

El latido del deseo (Deseo Eire 3 parte 1)- Delora L. Pereñiguez

El latido del deseo Delora L. Pereñiguez

Enzo ha decidido exiliarse en la isla Williams. No quiere ver a nadie. Para él nada tiene sentido sin Adara. La oscuridad ha reinado sobre la luz. Y su corazón se fue con Adara cuando murió trágicamente el día de la boda. Lloró sobre su tumba y se quedó con ella durante horas bajo la lluvia. No aceptaba su muerte, haberla perdido para siempre.
Pero una ayuda inesperada, caída del cielo, lo ayudará a descubrir la verdad y a desterrar el dolor que lo está consumiendo.
El mayor error que cometió Enzo, fue confiar que su mayor enemigo no haría nada contra él. Pero le atacó en su punto más débil. No solo destrozó el día más importante de sus vidas, sino que, con un plan maquiavélicamente elaborado hizo pasar por muerta a Adara el día de la boda para llevársela.

Pero ahora Enzo ya lo sabe. Y está decidido ir en busca de Adara. No descansará hasta encontrar a su mujer. Y si es un plan suicida ir solo, no le importa. Destruiría la isla entera si eso hace que Adara vuelva a sus brazos. Pero no es el único que se verá obligado a permanecer en la isla por culpa del psicópata de su enemigo. Más allá de la mansión significa: PELIGRO DE MUERTE. Esa isla esconde cosas que harían caer hasta el gigante más invencible. Según cuentan, que cuando entras al interior de la isla, no sales vivo de allí.
Enzo y Adara no están preparados para descubrir que esconde en realidad la isla Williams, y que ellos, son la clave para un secreto que ha estado oculto mucho tiempo.

Leer más

El dueño de mis sueños (Eire 1)- Delora L. Pereñiguez

El dueño de mis sueños (Eire 1)- Delora L. Pereñiguez

Recuerdo las palabras: «Para Siempre». Pero no a quien se las dije.
Mi vida no era nada sencilla. Llevo una vida sin recuerdos, pocos se retornan en mi mente desde aquel fatídico accidente cuando tenía veinte años. Y todo hombre se acercaba a mí con un propósito: utilizarme. Y ya estaba harta de ellos y de no poder encontrarme a mí misma. Todo tenía un límite. Por ser la hija rica del famoso diseñador de moda Peter Knightley, a ningún hombre le daba derecho de utilizarme. Y empecé a sentir que en mi pecho no latía un corazón para amar. Los sueños de un chico de rostro borroso (al que a veces llamo Thief) se hacían más presentes, y mi vida se volvía más desdichada y vacía sin un pasado claro. Hasta que llegó Darién. El roce de sus manos sobre mi cuerpo hizo desencadenar todo lo que parecía dormido, pero había algo más dormido aparte de mi corazón, algo que me aterraba descubrir.

Nos conocimos en una extraña circunstancia pero su mirada me atrapó en una espiral de deseos dormidos, él era tan atractivo y seductor además de todo un caballero. Él era diferente. Y el halo de misterio que lo envolvía me hacía pensar que guardaba sus propios secretos, y para qué engañarme, su trabajo como gigoló no era ningún inconveniente para acercarme a él. Y entonces cometí una locura, le propuse algo que tenía que ver con Éire; Irlanda. Una tierra plagada de leyendas, misterios del mundo celta, secretos perdidos, imponentes castillos y paisajes salvajes donde encontrabas infinitos matices verdes. No sé qué me llevó a hacerlo. ¿Mi corazón? ¿Mi instinto? No lo sabía. Los sueños persistían y el anhelo de mi alma me pedía cada vez más que buscara al chico borroso de mis sueños, presentía que era real, pero no podía deshacer todo lo que me hacía sentir Darién. Me sentía atrapada entre dos sentimientos.

Leer más