Isabel Martinez de Ubago

La venganza del tiempo 1- Isabel Martinez de Ubago

La venganza del tiempo 1- Isabel Martinez de Ubago

El Orden estaba establecido y las divinidades que surgieron del Caos debían mantenerlo. Los dioses Primigenios cedieron el poder a la siguiente generación y Urano ocupó el trono. Sin embargo, el mal uso del poder provocó que su propio hijo Crono, dios del tiempo, se lo arrebatara. Urano fue encerrado en el Tártaro, el infierno griego, tras profetizar a Crono que él también sería traicionado por uno de sus hijos. Para evitar que su destino se cumpliera, Crono devoraba a sus hijos en el mismo momento en el que Cibeles, su esposa, los traía al mundo. Pero la diosa no pudo soportar aquel tormento y al nacer Zeus, el último de sus hijos, engañó a Crono entregándole una piedra envuelta en una manta.

El dios del tiempo, perdido en su locura, no advirtió el engaño de Cibeles y devoró la piedra. Cuando Zeus conoció su historia y decidió terminar con el dominio delirante de su padre. Consiguió que Crono bebiera una pócima que le hizo expulsar a todos sus hermanos, así como la piedra y la manta. Los dioses encerrados en el Tártaro fueron liberados y ayudaron a Zeus a derrotar a Crono y los suyos, y encerrarles en el infierno. A partir de aquel momento Zeus reina desde el Monte Olimpo y el Orden mantiene su equilibrio. El descubrimiento fortuito de un santuario antiguo en Grecia, en la isla de Hydra, va a poner en peligro el Orden. Las puertas del Tártaro se han abierto y Crono ha sido liberado junto a los dioses que le apoyaron en sus guerras anteriores. Crono tiene que recobrar la piedra que devoró porque esa piedra se convirtió en el omphalos, el ombligo del mundo, el centro de todo lo que existe. Necesitaba saber en qué lugar de la Tierra estaba escondida.

Leer más

La sombra de un embrujo- Isabel Martinez de Ubago

La sombra de un embrujo- Isabel Martinez de Ubago

La lucha contra la brujería en la España del siglo XVII enfrenta a un hombre con su fe, su razón y su corazón. Fray Hernán de Quiroga está a cargo de la investigación de una denuncia por brujería en una pequeña aldea alavesa. Tras el caso de Zugarramurdi, la Inquisición exige el máximo celo y sentido común, a partes iguales, a los comisarios que realicen las pesquisas. Sin embargo, una inesperada enfermedad y una joven de pelo rojo provocan una tormenta en el alma de Quiroga. La ayuda del inquisidor Alonso de Salazar, al que llamaban el abogado de las brujas, provee de luz y claridad al confuso Quiroga.

Leer más